Buscar este blog

domingo, 28 de octubre de 2012

NERJA, SU CUEVA Y EL BALCON DE EUROPA


En el hotel hablaban de la Cueva de Nerja. Nerja me sonaba medio mágico, una ciudad con un nombre digno del Señor de los Anillos o de alguna de esas series épicas, con tintes medievales y misterio. Sin embargo, me sorprendió apenas llegamos. Un pueblo encantador, con bares, copas y tapas en todas las calles, calles angostas como encontramos en todo el sur de España. Coquetos locales que venden exóticas piezas de Marruecos y de India. Algunos restaurantes griegos con fachadas plagadas de azules. Mesas en la vereda y pese a todo... mucha pero mucha tranquilidad. Las playas pequeñas, soñadas, rodeadas de robustas montañas, son rústicas y plagadas de grandes rocas. Cada escenario es digno de una foto. Situada a 50 km de Málaga y a una hora y media de Granada.
El balcón de Europa, es un capítulo aparte. Un mirador maravilloso, de esos que dejan sin aliento, fue así bautizado por el Rey Alfonso XII. En la playa que esta localizada justo debajo del mirador nos encontramos con unas puertas de rejas de hierro antiguo en donde se repite aquella costumbre de Paris, Venecia, Montevideo y otras ciudades del mundo, en la que los enamorados colocan un candado con sus nombres, sellando de esta manera el amor que se tienen.
Otra visita olbligada es la Cueva de Nerja, descubierta el 12 de enero de 1959 por cinco jóvenes de Maro y Nerja, Francisco Navas Montesinos, Miguel y Manuel Muñoz Zorrilla, José Luis Barbero de Miguel, y José Torres Cárdenas. La superficie total de la cueva es de 35 484 m² y el volumen total: 64 379 m³. Está constituida por tres zonas principales:
Las galerías turísticas Superficie 9371 m², volumen 106 286 m³ Sala de los fantasmas Sala del Belén Sala de las cascadas Las galerías altas Sala de las columnas de Hércules Sala de la inmensidad Las galerías nuevas Sala de la lanza Sala de la montaña No existe la posibilidad de pasar por Nerja y no visitar la Cueva. En lo personal me sentí Indiana Jones. Faltaban látigo y sombrero. Un lugar asombroso, gigantesco y avasallador.

martes, 23 de octubre de 2012

Ojén... un pueblo de los de antes


Ojén no atraé a a los turistas que visitan Marbella, Puerto Banus y sus alrededores. No tiene la fama de Ronda, ni del Chorro. Sin embargo vale definitivamente la pena una visita a este pueblo adorable, repleto de flores y personajes extraordinarios. Ojén tiene muchas cuevas... no tan grandes como la de Nerja, pero muchas y deliciosas formaciones de piedra junto a casas de familia, bares y comercios. Tiene casi la misma cantidad de pobladores de Benhavis.
Su nombre deriva del árabe, Hoxán, que significa "áspero" o "amargo". contradictorio para un pueblo tan bonito y lleno de paz. Esta situado al lado de Almadán, encima del Valle de Río Real, a unos 650 pies.
Nos sentamos a tomar un café (junto a su respectivo brandy) en un bar frente a la iglesia. Unos ancianos discutían sobre política sentados junto a la gran puerta de madera antiquísima del edificio. Me recordarón a mi abuelo... claro que no tan elegantes, lindos y perfectos como mi amado abuelo (el mejor del mundo y el universo entero) Benjamín Lence. Pero la ropa y la manera de gesticular tenían un parecer.
No tardo en pasar un jóven rasta bien hippie que contrastaba locamente con la escena. Sentarse y observar... tranquilidad y silencio. Claves en estos días en España. Ojén La parte más antigua de la ciudad es la más interesante para los visitantes. Junto a la montaña, las callecitas son encantadoras. Una postal en cada rincón. La economía de la ciudad está muy influenciada por la producción de licor de anísy aguardiente, consumido principalmente por los habitantes y también por los curiosos visitantes como yo :)
Las ropas colgadas en los balcones, los recovecos con enredaderas y antiguas puertas de colores acaban de dar el toque pintoresco al lugar. Visiten Ojén, es un placer, un lugar parado en el tiempo. Me pregunto si podría vivir en un lugar así. Me imagino sí, que podría ser una pausa en la vida de muchos.

lunes, 22 de octubre de 2012

Fiesta - Joan Manuel Serrat


Gloria a Dios en las alturas, recogieron las basuras de mi calle, ayer a oscuras y hoy sembrada de bombillas. Y colgaron de un cordel de esquina a esquina un cartel y banderas de papel lilas, rojas y amarillas. Y al darles el sol la espalda revolotean las faldas bajo un manto de guirnaldas para que el cielo no vea, en la noche de San Juan, cómo comparten su pan, su mujer y su galán, gentes de cien mil raleas. Apurad que allí os espero si queréis venir pues cae la noche y ya se van nuestras miserias a dormir. Vamos subiendo la cuesta que arriba mi calle se vistió de fiesta. Hoy el noble y el villano, el prohombre y el gusano bailan y se dan la mano sin importarles la facha. Juntos los encuentra el sol a la sombra de un farol empapados en alcohol magreando a una muchacha. Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas. Se despertó el bien y el mal la zorra pobre al portal la zorra rica al rosal y el avaro a las divisas. Se acabó, que el sol nos dice que llegó el final. Por una noche se olvidó que cada uno es cada cual. Vamos bajando la cuesta que arriba en mi calle se acabó la fiesta.

jueves, 18 de octubre de 2012


Y en el centro de Málaga Capital encuentro esta obra de arte de la Naturaleza....

martes, 9 de octubre de 2012

Bici en Puerto Banus


Callecitas de Marbella en Facebook.com/ Valeria Torrens Fotografía


Marbella


Llegamos al aeropuerto de Málaga con un diluvio. La semana anterior había sido catastrófica y con muchas inundaciones. Alquilamos un auto en Hertz y nos fuimos hasta Estepona, pasando Marbella. El Residencial Diana no me gustó demasiado. Súper antigüo y muy solitario. La ubicación tampoco era la ideal.
Lo bueno es que ese mismo día me fui a encontrar con mi amigo Helio. Además de ser genial verlo, fue fabuloso recorrer Marbella en moto y perderse por su callecitas plagadas de bares.
Helio vive en Marbella. En la Avda del Mar, cerca del Paseo Marítimo. Realmente una ubicación privilegiada. Desde su ventana se ven las replicas de obras de Dalí que se esparcen por la calle de mármol con escalinatas que te llevan a la playa. Este Paseo Marítimo es perfecto.
Ideal para recorrer al atardecer, cuando la temperatura baja y los diferentes naranjas, rosas y amarillos tiñen el cielo. A lo largo se suceden más bares y restaurantes.
Hay para elegir dependiendo del presupuesto, desde tapas a 1 euro hasta parrilladas de mariscos de casi 40 (parrilladas de 2 camaroncitos, un poco de lechuga y 2 bichos un poco más grandes). Por la noche son muchas las opciones entre las cuáles elegir. Nosotros fuimos a Lemmon, frente al puerto, lleno de ingleses, unos tan "simpáticos" que no nos vieron sentados en un sillón y volcaron varios litros de cerveza en nuestras espaldas. Terminamos la noche en Buddha Marbella. Muy recomendable también. Esta abierto de 5 pm a 3 am y se puede cenar también aunque es más famoso por su infinita carta de cocktails. Está situado sobre la Avda del Mar, muy cerca del océano. Otro dato interesante es que se puede pedir una de las famosas Shisha o Narguiles ( http://es.wikipedia.org/wiki/Narguile ) que se ven mucho por esta zona. La música es primordialmente latina y también se puede escuchar bastante de décadas anteriores. Los fines de semana hay bailarinas árabes.

domingo, 7 de octubre de 2012

Paraíso del Surf

El sábado llega Julio de visita. Julio, Cata y Sol, el chiquito mas lindo y parecido a un Sol (acertadisimo el nombre) que vi en toda mi vida. Hace 12 o 13 anos que no veo a Julio. Compartí con el mi primera temporada como G.O. en el Club Med de Itaparica. Hablar de Julio y su familia es hablar de Playa, de Surf y de Australia. Viven alla desde hace unos años.Me hubiera gustado recorrer más de Australia, pero como cuento en el post "El Crucero del Infierno" solo tuve oportunidad de visitar algunos lugares, Brisbane, Surfer's Paradise y Queensland. Lugares maravillosos todos, con gente alegre y simpatica en cada esquina.



El museo de Brisbane (www.museumofbrisbane.com.au) es genial. Me encantaba almorzar una ensalada de mariscos en el restó frente al al edificio para luego entrar a la biblioteca y chequear internet en las computadoras que tienen disponibles para todo el público.
Desde ya, en uno de mis días en Brisbane fue forzado visitar a los Koalas, increibles criaturas, timidas y cariñosas, parecen bebés cuando los levantas en brazos y son super amigables.
A Surfer's Paradise, La Costa Dorada (Gold Coast) fuimos en tren desde Brisbane. Una amiga del barco tenia su casa allí. Una casa loca y hermosa, llena de artistas, el papá mago, la hermana pintora con pinturas tan hermosas que hasta fueron descaradamente plagiadas por una tal Verónica B., también ex tripulante... mejor no entrar en detalles, pero definitivamente una de las casas más originales y estrafalarias que conocí en mi vida. Nos invito a pasar un fin de semana que teniamos libre. Milagro! fin de semana libre en el barco! La playa es estupenda, una playa amplia, llena de jovenes bronceados y vestidos con modernos trajes de bano, Quicksilver - Roxy y Billabong parecen haberse adueñado del mercado en su totalidad. Todo el ambiente me recordó el film de Patrick Swayze, la exitosa película ambientada en el mundo del surf, Point Break.
Hasta en los edificios asemejan olas. Definitivamente la religion que se profesa en Surfer's Paradise es ante todo el SURF.Cairns es una ciudad turistica ubicada en el noroeste de Australia en el estado de Queensland, extremadamente limpia, con piscinas publicas soñadas en los parques y churrasqueras para disfrutar los días de sol comiendo un asado en familia o con amigos. Fue poco lo que pude conocer,se que algún dia iré a visitar a la familia Anastasy que conoci en el barco: James, Lydia, Lucy & Carla... y también conocer a la nueva integrante de la familia Layla :)Claro que la experiencia que cerró con llave de oro mi visita a Australia fue poder embarcarme, literalmente, en la aventura de ir en lancha hasta el punto en que nos llevarian a bucear en la Gran Barrera de Coral Australiana (Great Barrier's Reef) Gracias a Dios, los recuerdos de esa tarde estan impresos a fuego en mi cerebro. Los colores mas alucinantes de la naturaleza, algunos que nunca habia visto y no creo que vuelva a ver. Los peces y otros bichos exoticos moviéndose con total comodidad entre el grupo que me acompañaba. El silencio y la oscuridad brindan una calma a esa profundidad que creo sólo puede sentir un bebé en la panza de su mamá. Lo único que siento de todo aquello es no haber contado con una camara acuática en la época. Bueno... habra que regresar!